jueves, marzo 30, 2006

El mundo al revés

Jordi Sevilla, el ministro con apellido de folclórica, ha dicho que los funcionarios podrán ser removidos de su cargo si no rinden en el trabajo. ¿El cuálo? Por favor, señor Sevilla, precise:

remover.

(Del lat. removēre).

1. tr. Pasar o mudar algo de un lugar a otro. U. t. c. prnl.

2. tr. Mover algo, agitándolo o dándole vueltas, generalmente para que sus distintos elementos se mezclen.

3. tr. Quitar, apartar u obviar un inconveniente.

4. tr. Conmover, alterar o revolver alguna cosa o asunto que estaba olvidado, detenido, etc. U. t. c. prnl.

5. tr. Deponer o apartar a alguien de su empleo o destino.

6. tr. Investigar un asunto para sacar a la luz cosas que estaban ocultas.

MORF. conjug. c. mover.
Real Academia Española © Todos los derechos reservados

Está bien, me voy a leer la noticia entera. "Los funcionarios ya no tendrán su cargo asegurado -aunque sí el trabajo- y podrán ser designados para ejercer otra labor en el caso de que «no rindan» en el trabajo que ocupan y no obtengan los resultados esperados por la Administración. El Gobierno socialista pretende que los empleados públicos se sometan a evaluaciones periódicas para comprobar la productividad en su trabajo." Por ejemplo.

Esto elimina inmediatamente la acepción número 5. Tampoco parece que la acepción número 2 vaya a tener lugar, eso de agitar y mover es más propio de James Bond. Como se les ocurra poner un dedo encima de los funcionarios, se arma... (Toc, toc, Llamazares, ¿aún estás leyendo el Estatut? Que por aquí te reclaman...) La 4 se limita a la Guerra Civil y a la memoria histórica, si nos referimos al Gobierno actual, y la 6 no va con los socialistas. Bueno, con Simancas sí, que destapa varios casos de corrupción al día. Hay que reconocer que lo que es remover, Simancas remueve...

Nos quedan dos:
1.Pasar o mudar algo de un lugar a otro.
3.
Quitar, apartar u obviar un inconveniente.

Pero si atendemos a la posterior aclaración, la acepción 3 queda automáticamente eliminada. Y ya tenemos un nuevo "plan de movilidad del funcionario". Una medida parecida a otra que casi había olvidado. Vamos a ver: habrá que crear la figura de un comisario (funcionario) con unos cuantos funcionarios a su cargo. No muchos, que él a su vez será funcionario. Pero ¿quién vigila al vigilante? Está claro, por tanto, que debemos imponer una estructura piramidal. Y problema resuelto, ¿no? Es increíble la de jaimitadas que nos va a tocar escuchar. Creando unos 100 000 funcionarios la cosa está resuelta.

Este post se titulaba "El mundo al revés". Y se titulaba así porque todavía no he leído ninguna reacción de la oposición a esta noticia. Todo el mundo sabe lo goloso que es fidelizar el voto de los funcionarios. ¿Cuál creen que será la reacción del PP? Probablemente no sea la de: "sobran funcionarios locales y autonómicos a espuertas, empecemos por eliminar los puestos estúpidos con una indemnización simplemente justa". Y probablemente no sea esa porque más de un iluminado pensará: "Oye, que entonces nos cargaremos a muchos de los que colocamos nosotros...". Y lo que tengo muy claro es que harán piña con los funcionarios y seguirán pasándose la patata podrida que creó González hasta que la situación sea insostenible. Prometedor, ¿eh?

10 comentarios:

Letroncio dijo...

plas, plas, plas, plas, plas, plas. Impresionante. No podría estar más de acuerdo contigo, el último párrafo es, sencillamente, de enmarcar.

¿A qué hora jugamos al basket?

Augie March dijo...

¿Qué tal a las 17:00? Si es más tarde nos habrán quitado la cancha los niños... (aún así nos la habrán quitado los teenagers, pero les damos 10 euros para que se tomen una cerveza y ya está)

Nexus -6 dijo...

Hagamos un llamamiento social y reunámonos en la Plaza Mayor a eso de las 23:00 portando una vela encendida y bailemos al son de cánticos por los funcionarios. Alguien podría llevar una guitarra, unos crótalos o una zambomba... y otro podría leer un manifiesto solidario con estos benditos... Ánimo compañeros! por la libertad!

John Self dijo...

Debo añadir que yo ya he leído en la prensa que los sindicatos se han quejado del "marcaje a los funcionarios" (literalmente).
En cuanto a la reacción del PP, una pista: hace poco se opuso a la reducción de plantilla de RTVE.

harold lloyd dijo...

Jajaja... vaya análisis semántico exhaustivo de la palabra "remover", impresionante. No obstante, esta palabra no se la ha inventado el Jordi (hay confianza, que es mi jefe ;-)
Son las cosas que tiene el lenguaje jurídico... por otra parte la palabra remover aparece en la Constitución también, referida a los jueces, y en muchas más leyes, reglamentos y etc. etc. Quizás no sea la mejor palabra para divulgar el mensaje a los profanos, pero es la más correcta. Cuando la oí por primera vez también me resultó curiosa.

¿Imponer una estructura piramidal? Ya existe. La administración está jerarquizada al máximo y los de abajo son más abundantes que los de arriba (una pirámide ¿no?). Todo funcionario que se precie tiene un jefe (y un jefe del jefe del jefe del jefe, hasta llegar al presidente del gobierno o de la comunidad o al alcalde)... No hay necesidad de incorporar "funcionarios que controlen a los demás". Con que los jefes lo hagan, punto. Y aquí está el problema. Si controlan a los funcionarios con criterios objetivos, estupendo. Pero lo dudo mucho. Esta medida no va a afectar a los que realmente debería afectar: a vaguetes y pelotas amigos del jefe (que los hay y muchos en la Administración como en todas partes). Con que su jefe emita un informe sobre su "buen rendimiento" sería suficiente. Vamos, que no sirve para nada y podría generar inseguridad en otros funcionarios, que, por cosas de la vida, caen mal a su jefe, sin motivo de rendimiento aparente.

Por otro lado, hay puestos que no quiere nadie (por atención al público, porque se trabaja más, etc. etc.). Puestos bajos, en los que el hecho de que te "remuevan" es para mucha gente hacerle un favor. Entonces en esos casos, hacer el vago supone un premio...

Pero bueno, todo esto no es nuevo, diga lo que diga Sevilla o quien quiera. Ya existe desde siempre un reglamento disciplinario de los funcionarios, donde aparecen especificadas todas las sanciones que pueden caerte por cosas como hacer el vago (dicho finamente: "disminución notoria del rendimiento que comporte inhibición"). Y esto puede llegar, no solo a la remoción del puesto de trabajo, también a la separación del servicio (despido, en términos laborales). ¿Qué eso se aplica? Pues muy grave tiene que ser el caso, y muy mal tiene que caer el funcionario en cuestión a sus jefes(todo ello conjuntamente)a eso hay que añadirle que, en una de estas, hayas matado a los hijos del ministro -que estas cosas pasan-. En resumen, que no se aplica, por lo menos no la separación del servicio por falta de rendimiento.

Tratar de introducir una medida que ya existe (pero no se cumple) como una "novedad" que si se cumple se cumplirá mal, no tiene mucho sentido si lo que se quiere es mejorar la eficacia de la Administración. Pero sí puede cumplir otras funciones y eso mi "jefe" (Jordi) lo sabe. Está claro que los funcionarios despiertan muchos "recelos" (no se me ocurre otra palabra mejor) en el resto de trabajadores. El mensaje "vamos a dar caña a estos vagos que cobran de NUESTROS impuestos y encima con privilegios"... vende, ya lo creo que si vende.

Augie March dijo...

¿Imponer una estructura piramidal? Ya existe. La administración está jerarquizada al máximo y los de abajo son más abundantes que los de arriba (una pirámide ¿no?). Todo funcionario que se precie tiene un jefe (y un jefe del jefe del jefe del jefe, hasta llegar al presidente del gobierno o de la comunidad o al alcalde)... No hay necesidad de incorporar "funcionarios que controlen a los demás". Con que los jefes lo hagan, punto.

Ya, y por tanto van a aceptar de buen grado más atribuciones por el mismo sueldo (estando además en el candelero y siendo susceptibles de ser "juzgados"). :D . ¿Te crees eso?

La estructura piramidal será una addenda, no me digas que ves a los sindicatos transigiendo... Vamos...

Por otro lado, hay puestos que no quiere nadie (por atención al público, porque se trabaja más, etc. etc.).

Creo que esto no es exclusivo del funcionariado.
Pero bueno, todo esto no es nuevo, diga lo que diga Sevilla o quien quiera.

Ya existe desde siempre un reglamento disciplinario de los funcionarios, donde aparecen especificadas todas las sanciones que pueden caerte

Lo supongo. Me da igual, es una medida pueril e infantil que no va a aportar nada nuevo a los españoles. Está muy en la línea soviética, supongo que mucha gente estará de acuerdo con ese nuevo enfoque. Te puedo adelantar que no va a significar nada, porque no puede significar nada, y que es otro atajo más de la izquierda. No se puede incidir en la productividad en periodos cortos, ni siquiera en dos legislaturas. Por tanto, los corruptos que sólo quieren poder estiman que sólo una solución a corto plazo les puede ser provechosa. El país es lo de menos.

Y supondrá más funcionarios, como está mandado. Ojalá me equivoque. Para una vez que estoy de acuerdo con un gobierno de izquierdas...

harold lloyd dijo...

Vaya, parece que el objetivo ideal es reducir funcionarios como sea o por lo menos no aumentarlos (que ya se irán jubilando)...

Hacen falta más funcionarios en algunos servicios (por ejemplo en Extranjería. Me han dicho más de 100 veces en este mes: "Oiga señorita, ¿por qué no contratan a más funcionarios?... Ustedes no pueden con todo esto y nosotros llevamos más de 4 horas esperando en la cola". Hay funcionarios que sobran y otros que faltan: la redistribución de funcionarios en función del volumen real de trabajo sería ideal, aunque muy difícil de planificar porque en algunos servicios la carga depende de la época del año y supondría un esfuerzo de formación y una inversión de tiempo bestial el hecho de que un funcionario se pudiera manejar en Hacienda y en Extranjería simultáneamente e irle rotando según las necesidades de personal. Pero sería lo ideal.
He visto a una única persona resolviendo miles y miles expedientes... normal que los plazos se prorroguen indefinidamente. Y estamos hablando de cosas muy serias: hay gente que está quedando sin permiso legal para trabajar en España (teniendo todo el derecho del mundo) simplemente porque en Extranjería hace falta más personal para resolver expedientes y recursos.

Respecto a lo que dices en cuanto a los jefes:

"Ya, y por tanto van a aceptar de buen grado más atribuciones por el mismo sueldo"

¿Más atribuciones? No. No variarían las competencias, variarían solo las consecuencias (o eso pretenden, que lo dudo). ¿O te crees que los jefes en la Administración no se preocupan por saber lo que haces y no te echan la bronca cuando haces las cosas mal o cuando haces cosas que no debes? Te aseguro que sí.
Yo pensaba que pasaban de nosotros, pero a veces te da la impresión que te tienen más controlado que en Gran Hermano, si cabe. Dices una palabra, y al día siguiente ya lo sabe el jefe de tu jefe (para bien o para mal). Añade a eso las consecuencias (remociones, ascensos) que se te ocurran, y ya está. El problema de la aplicación no es que hagan falta "controladores", sino que los jefes sean realmente objetivos y se tenga la voluntad de aplicarlo. Que no va a pasar.

Augie March dijo...

Harold Lloyd:

Cada cual ve las cosas según el cristal a traves del cuál las mira. O "el suelo de aquél que lleva zapatos siempre es de cuero", como poéticamente dijo Tagore.

Te aprecio mucho, pero te desafío a que me defiendas estas declaraciones de Sevilla. Bueno, a que me la argumentes como en una oposición. Sabes que yo te valoro mucho, pero porque te conozco. La de inocencia es la única presunción que estoy dispuesto a asumir con los funcionarios.

Tus argumentos vienen a decir que se tendrían que privatizar muchísimos más servicios de la administración (y te lo dice alguien que está en la más cruda consultoría) de los que ya están. Y no quiero hablar de tu caso porque sé que es uno (de los muchos) servicios necesarios y seguramente desbordados.

¿Qué pasa con los, te cito, "Hay funcionarios que sobran"? ¿Los derechos de esos trabajadores son mayores que la suma de los derechos de los contribuyentes que se ven insatisfechos?

Es así de simple, y las declaraciones de Sevilla, simplemente, para enmarcarlas (otra vez).

harold lloyd dijo...

¿Defender las declaraciones de Sevilla? Precisamente estoy diciendo que es publicidad barata, que no tienen sentido. Es para que los trabajadores no funcionarios no se sientan tan agraviados, aunque es un engañabobos porque nada va a cambiar en ese aspecto.

¿La única manera de mejorar las cosas es privatizarlas? Es una forma de verlo. Pero creo que yo no he dicho eso en absoluto ni mis argumentos van en esa dirección (creo). Hay muchos servicios (la mayoría) que sería una vergüenza que fueran privados, a mi modo de ver.

Digo que hay funcionarios que sobran en unos servicios PERO faltan en otros: una redistribución sería ideal, pero ya te digo que en la práctica sería muy difícil. En números globales (aunque es muy difícil hablar en términos globales) no sobran funcionarios, más bien faltan. Tan solo en extranjería, para dar un servicio en condiciones, habría que multiplicar por 5 (y me quedo corta) la plantilla, y es una plantilla de cientos de personas. Cito Extranjería porque es lo que conozco, pero sé por referencias que en otros muchos servicios pasa lo mismo.

En cuanto a los derechos de los funcionarios, agravios comparativos y demás. ¿Tú crees que habría alguien que pasaría años estudiando oposiciones para que luego le pudieran echar a la primera de cambio, porque "ya no hace falta" o porque le cae mal a su jefe o porque su jefe tiene un sobrino muy majo al que le vendría muy bien el puesto? Pues yo creo que nadie sería tan idiota como para perder el tiempo de esa forma. Y la gente que lo ha (lo hemos) hecho nos sentiríamos engañados. Que -sin efectos retroactivos, por supuesto- a partir de ahora a alguien se le ocurriera que la cosa cambiase... bueno, no me parece que sea lo mejor, pero podría hacerse. Si se accede a la Administración como a cualquier trabajo (con un par de entrevistas y alguna otra prueba que no requiriese una preparación adicional de meses o años), pues vale, sería justo que estuvieran en igualdad de condiciones y tuvieran la misma inseguridad que el resto de los trabajadores de empresas privadas. Toda persona que ha preparado oposiciones hoy en día (desde las más básicas a las más altas) sabe que una carrera universitaria en comparación con eso es dar un paseo. De ahí que incluso puestos de bedeles se estén cubriendo ahora con Licenciados porque la gente con graduado escolar difícilmente puede dar el nivel que se pide. Pero ese es otro tema, me estoy desviando del asunto...

El caso es que con efectos retroactivos, sería una barbaridad, aparte de inconstitucional (art. 9.3). No sé si es esto exactamente lo que propones o lo que te parecería mejor (mandar a los funcionarios que "sobren" a la calle). Cada cual ve las cosas según el cristal a traves del cuál las mira, de acuerdo, pero hay quien piensa que su cristal es el más limpio y transparente. No es mi caso: estoy comentándote opciones que serían legítimas, aunque yo no estoy en absoluto de acuerdo con ellas (que a partir de ahora ya no haya oposiciones para acceder a la función pública, por ejemplo). Pero despedir a funcionarios que se incorporaron bajo otras condiciones no sería legítimo en absoluto. Para mejorar los servicios está claro que hay que buscar otras soluciones que no pasan por ahí.

Anónimo dijo...

Best regards from NY! »