miércoles, abril 30, 2008

Dinero bien invertido

Leyendo un rato en la Wikipedia, sobre la Presa Hoover:

La Presa Hoover es una presa de hormigón de arco-gravedad, ubicada en el curso del río Colorado, en la frontera entre los estados de Arizona y Nevada (EE. UU.). Está situada a 48 kilómetros al sureste de Las Vegas.
[...]

Antes de la construcción de la presa, la cuenca de Río del Colorado se desbordaba cuando la nieve de las Montañas Rocosas se derretía. Estas inundaciones ponían en peligro a las comunidades agrícolas río abajo. Además de la esencial prevención de inundaciones, una presa haría posible la extensión de la agricultura de regadío en la región seca. Esto también proporcionaría un suministro de agua para Los Angeles y otras comunidades de California del Sur.
[...]

Uno de los óbices principales para el proyecto era la asignación equitativa de las aguas del Río Colorado. Varios de los estados de la cuenca del Río Colorado temieron que California, con sus enormes recursos financieros y la gran necesidad del agua, fuera el principal beneficiario. Era claro que sin algún tipo de un acuerdo sobre la distribución del agua, el proyecto no podía proceder.
[...]

La construcción comenzó en 1931 y fue completada en 1936, dos años antes de lo previsto.

* * * * *

Las Vegas es lo que hoy conocemos gracias a que una serie de gobiernos audaces e ingenieros "galácticos" confiaron en la construcción de la obra más gigantesta imaginada hasta entonces. En plena recesión tras el crack del 29, el proyecto se tramito en algo así como el 70% del periodo originalmente planificado. Maná en pleno desierto.

Casi un siglo después, José Luis Rodríguez Zapatero anuncia como medida económica estrella, en pleno debate electoral, que va a devolver 400€ a los contribuyentes. 400 euros. Sobados y gastados por la administración. 400 miserables euros. Con ellos se quiere dar un empujón al consumo. Aunque parezca mentira (me pongo colorá cuando me mira) casi un siglo ha pasado. Un siglo para que un iluminado imprima billetes con el mismo valor que los de Monopoly y los saque de su chistera. Pues bien, no nos van a devolver los 400€

Por esto:

Ayer salía a la luz cómo España vio el superávit fiscal del Estado pulverizado en el primer trimestre debido a la crisis. En términos de contabilidad nacional alcanzó 3.276 millones, el 51,4% menos que en el mismo periodo de 2007.

Pero van a desdecirse a conciencia. La máquina de la propaganda empieza a funcionar, los engranajes ya se están moviendo. Si no nos lo devuelven, que sea por algo. MAFO está en nómina.
Tengo tan claro que Zapatero miente y no devolverá los 400€, que voy a proponer un juego. Donaré contento mis 400€ (en caso de ser devueltos) a la propuesta más ingeniosa y digna que aparezca entre los comentarios a este post. Les animo a que sumen su 400€ (sin ningún miedo, les aseguro que no los olerán)

sábado, abril 26, 2008

Ministerio de propaganda

Ahí está la respuesta a nuestras preguntas, Carme Chacón explica la conveniencia de su viaje a Afganistán:

Chacón: 'Quiero que este viaje sea un símbolo contra la discriminación de las embarazadas'

Desde el mismo momento en que Zapatero promocionó de su perezoso escaño mostró su más absoluto desprecio por la razón primero, por los electores después, por los cuidadanos entretanto y en última instancia por el gobierno de la nación (de naciones) que iba a presidir. No disimuló ni un ápice sus intenciones de trepa de dimensiones bíblicas, seguro como estaba de que no iba a encontrarse un solo guijarro en el camino.

Lo más frustrante de las tomaduras de pelo mesíanicas (tipo Chávez, Zapatero, ...) es que no tienen ninguna sutilidad y son de una bisoñez ofensiva. Pero funcionan.

Manipulación de masas

Creación de un problema ex nihilo: la discriminación de las embarazadas.

Por un lado, la ministra Chacón presenta su viaje como muy necesario y, sobretodo, justo, teniendo en cuenta la "pertinaz" discriminación de las embarazadas. No lo recalca, ya que la ministra quiere que consideremos esa discriminación evidente - en otro caso tendría que dar argumentos a favor. Además, según se infiere de la actitud de la ministra, no tenemos suficiente con la legislación contra el despido improcedente, las ayudas por nacimiento/adopción, baja por maternidad, etc ... Entérense. La discriminación de las embarazadas va a ser lo más cool en este inicio de legislatura.

El cortijo: así ya se puede

Como no, lo primero que uno hace al estrenar cartera ministerial es realizar un viaje oficial, con todo el pastizal que eso conlleva (y mucho más en las circunstancias de este viaje) , para "tomarse la justicia por su mano". Esto es, intrusismo para con el recién creado "Ministerio de Igualdad". ¿Se imaginan al nuevo (viejo) ministro de ssanidad promocionando a actores? Bueno, no es buen ejemplo, aquí las deudas se han de pagar y no me extrañaría un pelo. Pero lo dicho, en este país uno puede llegar a ministro y dedicarse a sus menesteres favoritos. Observese la palabra "Quiero", tan rotunda y pintoresca en la frase. Los lamentables debates preelectorales ya nos dieron una muestra del respeto que nos tienen los políticos cuando soltaban: "Voy a inyectar", "Voy a construir", "He pagado" como si fuera de su bolsillo.

La técnica

Casi tan vieja como el totalitarismo. No recuerdo si era Goebbels el que decía que no se pueden dar argumentos: se corre el peligro de que los rebatan. No se cita un solo dato sobre la discriminación, no se apunta a un sólo objetivo concreto a perseguir con la medida. El problema existe porque es una pamplina fácil de digerir (pobrecitas embarazadas, nuestros corazones estaban en busca de algo con lo que conmoverse y esta semana no echaban a nadie de Operación Triunfo) y yo tengo la solución porque no se puede confiar en vosotros, discriminadores de mierda, para ir en la dirección correcta. De hecho, si la medida hubiera tenido que pasar por una aprobación parlamentaria, todos sabemos que hubiera ido por el "cordón sanitario" y el que se mueva no sale en la foto - Ley de Dependencia, no me digan que no se acuerdan.

La estupidez

A riesgo de equivocarme - siempre hay alguien muy aburrido dispuesto a dedicar el tiempo a lo que sea - no conozco a ninguna embarazada que pertenezca a una asociación pro-gestantes que reclame la posibilidad de viajar a un país en conflicto armado para recibir un peluche. De hecho, para muchas sería bastante disuasorio pensar que, incluso una vez consumado el acceso a una plaza de la que injustamente se veían privadas, tienen que viajar a un país en guerra. ¿Quién es el potencial repector del mensaje tan poco cifrado? El colectivo al que va dirigido es un grupo que en 9 meses como muy tarde abandonará su filiación. Podemos asegurar que es una muestra más de esa especie de beatería y perversión del buen rollito que tan buenos resultados parece haber dado al progresismo.



"Me valgo de la emoción para la mayoría y reservo la razón para la minoría" - Adolf Hitler

lunes, abril 21, 2008

A largo plazo todos estaremos muertos

Y tan campantes. No está mal la frase de Keynes, pero... ¿se imaginan si la ponemos en boca de Roldán, Felipe González o El Dioni? Incluso de Marujita Díaz.

Nada, que todo esto viene a cuento por los 10000 millones de euros de ZP. "¿Por qué no llama a un avezado practicante que le pinche semejante inyección en el culo?" - se preguntarán. (I, II y III)

dolo.

(Del lat. dolus).

1. m. Engaño, fraude, simulación.

2. m. Der. Voluntad deliberada de cometer un delito a sabiendas de su ilicitud.

3. m. Der. En los actos jurídicos, voluntad maliciosa de engañar a alguien o de incumplir una obligación contraída.


Solbes dijo que un 3'3%. ¿Qué se ha hecho con el superávit fiscal? Cuando Solbes dijo en Octubre del 2007 que íbamos a crecer al 3'3%... ¿se lo creía?

jueves, abril 17, 2008

800 gramos en 8 días


Esto es lo que ha engordado el campeón.

lunes, abril 14, 2008

Crédito barato (III) (¿e inmoral?)

El retro-con De Prada escríbia anteayer:

"El liberalismo, en fin, es el caldo de cultivo que la derecha aliña, creando las condiciones sociales, económicas y morales óptimas para el triunfo de la izquierda, que es la que mejor ha sabido vender las falsificaciones de la libertad inventadas por el liberalismo. Falsificaciones catastróficas para el hombre, que creyendo «elegir libremente» no hace sino ahondar en su esclavitud".

Y a mi me da que el escritor esta confundiendo el liberalismo con una "sueca liberada" de las películas del landismo. Dejemos a De Prada mesando sus puntillas o su escapulario porque las casualidades de la vida me habían llevado unas horas antes al suplemento de religión de Libertad Digital. Sí, en efecto, el suplemento de Iglesia, mejor dicho. Me he preguntado a menudo cuándo los curas se convirtieron al socialismo, y estaba curado de espantos cuando empecé a leer el artículo:

Cuando un banco central baja los tipos de interés, incurre en una actividad que va llena de significado moral. El argot del macroeconomista puede llevar a conclusiones erróneas. Los tipos de interés más bajos se alcanzan aumentando la oferta del dinero, lo que básicamente equivale a "imprimir dinero de la nada" y a venderlo barato a la comunidad bancaria (aunque técnicamente ahora se hace creando asientos contables ficticios).

La dimensión moral se ve más clara si en su lugar imaginamos a una persona haciendo lo mismo. Se llama fraude. El dinero falsificado enriquece al defraudador a expensas del resto de la sociedad. Crear más billetes de papel no da como resultado más recursos económicos (producción o artículos de consumo), sólo sirve para redistribuirlos. El falsificador adquiere dinero extra inmediatamente a su disposición, mientras que el poder adquisitivo de nuestro saldo bancario se ve lentamente erosionado.


Y seguía intentando comprender la presencia del artículo en el suplemento "Iglesia" de LD mientras leía. Ah, pues debe ser por esto:

El Antiguo Testamento presenta algunos principios sobre la gestión responsable del dinero. Quejándose de los pecados de Judá y de Jerusalén, el profeta Isaías denunciaba la devaluación monetaria: "Tu plata se ha vuelto escoria, tu vino está mezclado con agua" (Isaías 1:22). Asimismo exhortaba el Señor al pueblo judío: "No seáis deshonestos con las medidas de longitud, de peso o de capacidad. Tened balanza justa, peso justo, medida justa y sextario justo..." (Lev. 19:35-36)


¿Sólo por esto? Bueno, aceptamos barco. Pero es que, olvidando la ortodoxia de catálogo, el artículo nos da un toque de atención sobre la dimensión moral de las cuentas públicas que, pobres mortales tan alienados de nuestro dinero, nunca se nos hubiera ocurrido. El bueno de Oskari Juurikkala acaba yéndose de la pelota (sí, venía muy bien para poner una referencia a los anales romanos) con respecto a la reserva fraccionaria:

La banca con reserva fraccionaria ya fue condenada por los juristas romanos que la encontraban fraudulenta y legalmente insegura. No obstante, la ciencia moderna demuestra que justamente esta inestabilidad es la que justificó las actividades inflacionistas de los bancos centrales.

Es cierto que a los Bancos Centrales ni agua, y que los responsables de acciones extremadamente temerarias deberían responder casi con su vida y las de sus descendientes, pero este caso nos viene muy bien para recordar la venta masiva de oro del Gobierno Zapatero hace un año o así.

Pero aquí no acaban todas las coincidencias. El mismo día me llamó Javi a eso del mediodía. Me comentó que estaba holgazaneando y leyendo tumbado a la bartola. Le pregunté si aún estaba leyendo sobre teorías de cuerdas y filosofísa varias y me comentó que se estaba leyendo un libro sobre ética y moral: "Teoría de los sentimientos morales", de Adam Smith. Y ya vale de crédito barato (I y II).

viernes, abril 11, 2008

Vivienda

Gran editorial del Granma español:

Empieza a verse y notarse el lado más feo de esa burbuja inmobiliaria que el PP se empeñó en alimentar durante ocho años y el primer Gobierno del PSOE no supo desactivar durante cuatro.



Miembro del Gobierno del PP pillado in fraganti. Observen que no ceja en el empeño de inflar la burbuja inmobiliaria ni una vez pillado.









Miembro del ministerio de vivienda del Gobierno socialista. Su mirada perdida en el infinito es el fiel reflejo de la impotencia, tras no darcon el antídoto para el veneno popular.







Una imagen más nos llega de los Estados Unidos. Un miembro del gabinete de crisis Chacón contra la precariedad en la vivienda emigró buscando nuevo empleo. Esperemos que tenga suerte.

martes, abril 08, 2008

Protegiendo al pueblo

La República Bolivariana de España dio un golpe en la mesa el pasado 2 de Abril:

La Comisión Nacional de Competencia (CNC) ha decidido abrir expedientes sancionadores contra las principales asociaciones de empresarios del sector de la industria alimentaria por presunto pacto para subir los precios. [...] Una vez analizada la información recabada en las inspecciones llevadas a cabo desde octubre de 2007, la CNC estima que "parece improbable probar la existencia de acuerdos explícitos entre los productores o comercializadores de alimentos para elevar los precios". [...] En el caso de que no sea posible delimitar el volumen de negocios las infracciones graves podrían ser sancionadas con multas de 500.001 euros a 10 millones de euros y las muy graves con multas de más de 10 millones de euros.

No somos los primeros, pero seguro que nuestras institucciones acometerán con el ímpetu para el que fueron concebidas. Podemos tomar como modelo a nuestro amigo Chávez y a su esperpento en Venezuela:

Crisis de escasez en Venezuela impulsada por el control de precios:

[...] En los últimos cuatro años, Venezuela solo permitió a los agricultores elevar una vez los precios de algunos alimentos, como el azúcar, mientras que los precios al consumidor experimentaron un aumento de 103 por ciento en el mismo período. [...] Para escapar a los controles y complementar su ingreso, algunos agricultores venden sus cosechas en mercados callejeros no regulados a un precio más alto [...] , las compañías se muestran renuentes a invertir para acrecentar la producción. Los industriales, temerosos de que Chávez profundice la intervención estatal en la economía, han recortado el gasto en nuevas plantas y equipo al punto de que la inversión no gubernamental es igual a no más de 4 por ciento del Producto Interno Bruto, la más baja entre las 10 mayores economías latinoamericanas.[...]Faust amplió que muchos no quieren expandir la producción por la falta de garantías a la propiedad privada por parte del gobierno. Chávez ha incautado propiedades rurales y fábricas que el gobierno considera improductivas [...]


Siempre encontramos una atrocidad histórica más gorda, como la colectivización soviética de Stalin, que comenzó a finales de 1929. El resultado fue descrito como "la operación bélica probablemente más masiva ejecutada por un estado contra sus propios ciudadanos". Churchill dijo que en Moscú, en 1942, Stalin le reveló que había "despachado a 10 millones de campesinos". Además de estos, unos 10 u 11 millones fueron deportados a campos de concentración o ejecutados por el camino. A los campesinos restantes se les usurpó la propiedad. Antes de entregar el grano, los campesinos procedieron a quemarlo, al igual que los utensilios de labranza. Sacrificaron 18 millones de caballos, 30 millones de vacunos y 100 de ovejas y cabras. Las consecuencias se tradujeron en millones de muertes por hambre. El Primer Plan Quinquenal, se llamaba.

Volvamos a lo que nos ocupa, olvidemos las milongas socialistas respecto a la inflación debida al precio del crudo (esa excusa ya la gastamos nosotros, podría decirles Pepiño a los productores) y quedémonos con una frase

la CNC estima que "parece improbable probar la existencia de acuerdos explícitos entre los productores o comercializadores de alimentos para elevar los precios".

Ni falta que le hace a la CNC probar nada. Les faltó decir.

lunes, abril 07, 2008

Crédito barato (II)

El otro día elucubrábamos sobre lo que puede costar un pequeño coup de whisky al mercado de valores y deberíamos pensar en una receta para crear una economía fuerte, dinámica y elástica, capaz de blindarse lo máximo posible ante las atrocidades del BCE o la Fed.

Aquí se refierePablo Molina al profesor Huerta de Soto y a su tratado sobre "Dinero, crédito bancario y ciclos económicos". No puedo evitar reproducir la metáfora:

Supongamos que Robinson Crusoe se encuentra recién llegado en su isla y que, como único medio de subsistencia, se dedica a la recolección de moras, que recoge de los arbustos directamente a mano. Dedicando todo su esfuerzo diario a la recolección de moras, cosecha frutos en tal cantidad que puede subsistir e incluso tomar algunas más de las estrictamente necesarias para sobrevivir cada día. Después de varias semanas a ese régimen, Robinson Crusoe descubre empresarialmente que si se hiciera con una vara de madera de varios metros de largo, podría llegar más alto y lejos, golpear los arbustos con fuerza y conseguir la cosecha de moras que necesita con mucha más rapidez. El único problema es que calcula que en buscar el árbol del que pueda arrancar la vara y luego en prepararla, quitándola sus ramas, hojas e imperfecciones, puede tardar cinco días completos, durante los cuales tendrá forzosamente que interrumpir la recolección de moras. Es preciso, pues, si es que quiere proceder a elaborar la vara, que durante una serie de días reduzca algo su consumo de moras, dejando apartado al remanente en una cesta, hasta que disponga de una cantidad suficiente como para permitirle subsistir durante los cinco días que prevé que durará el proceso de producción de la vara de madera. Después de planificar su acción, Robinson Crusoe decide emprenderla, para lo cual, con carácter previo, debe, por tanto, ahorrar una parte de las moras que cosecha a mano cada día, reduciendo en ese importe su consumo. Es claro que esto le supone un sacrificio ineludible, pero piensa que el mismo sobradamente le compensa en relación con la ansiada meta que pretende lograr. Y así durante diez días decide reducir su consumo (es decir, ahorrar) acumulando moras de sobra en una cesta hasta alcanzar un importe que calcula será suficiente para sustentarle mientras produce la vara.

De una manera muy sencilla nos explican el peligro inmanente que acecha tras la expansión crediticia. La escuela austriaca ha sido vilmente infravalorada por lo impopular de su esencia escéptica, seguramente, a menudo mal interpretada como pesimista. Quizás mini-capitulaciones como la de Schumpeter le hicieron un flaco favor, quizá no y Schumpeter es un nombre demasiado complicado de pronunciar. Por suerte, la realidad se encarga de resarcir periódicamente a los Mises de las injusticias históricas respecto a sus conclusiones sobre los ciclos económicos.


Seguimos con Mises:

[...]Mises, al explicar su teoría del ciclo, hacía una distinción entre dos tipos de créditos que se ofrecen en el mercado: “crédito mercancía” y “crédito circulatorio”.Fritz Machlup, alumno y seguidor de Mises en la aplicación de la teoría austríaca del ciclo económico, denominó a estos dos tipos de crédito “créditos de transferencia” y “crédito creado”. [...]

Como hemos visto [...] si no se produjera ningún aumento en la oferta monetaria, esto es, si no existiese “crédito creado”, entonces todos los ahorros monetarios provenientes de ingresos representarían una transferencia real de control de mercado sobre recursos y trabajo de los que reciben los ingresos a potenciales inversores. Los ahorristas habrán prestado una cantidad real de recursos, representados por el valor monetario de estos recursos reales, para actividades de inversión en vez de utilizarlos más directa e inmediatamente en la manufactura de bienes de consumo. Este “crédito de transferencia” de recursos reales para fines de inversión sería devuelto a los ahorristas cuando los créditos monetarios fueran devueltos con el interés acordado. La suma de dinero devuelta tendría entonces la capacidad de adquirir una mayor cantidad de bienes reales y servicios para fines de consumo. Y los proyectos de inversión llevados a cabo con el crédito de transferencia tendrían horizontes temporales consistentes con los ahorros disponibles y con el período por el que se realizaron los créditos.

Sin embargo, en el mundo de hoy, las autoridades monetarias tienen la capacidad de trastornar este delicado equilibrio entre ahorro e inversión mantenido por las tasas de interés de mercado, según hemos visto en la primera parte. Por su capacidad de expandir la oferta monetaria, los bancos centrales tienen el poder de crear crédito. El “crédito creado” es indistinguible del “crédito de transferencia” en las transacciones de mercado. Representa unidades adicionales del medio de cambio que son intercambiables con todas las otras unidades de dinero ofrecidas en el mercado a cambio de bienes y servicios. Por ello estas unidades son tan aceptadas en las transacciones de mercado como las unidades de la oferta monetaria existente antes de la expansión crediticia.


Es fascinante leer como relata la secuencia inevitable de hechos hasta llegar a la conclusión:

“Llegará un momento en que ya no será posible seguir aumentando la circulación de medios fiduciarios. Entonces se producirá la catástrofe, con las peores consecuencias, y la reacción contra la tendencia alcista del mercado será tanto más fuerte cuanto más largo haya sido el período durante el cual el tipo de interés de los préstamos estuvo por debajo del tipo natural de interés y cuanto mayor haya sido el alargamiento de los procesos indirectos de producción no justificados por la situación del mercado de capital.”

Parece mentira que los trabajos de donde se extraen estás citas daten de 1912, 1949 y nos pillen de nuevas una y otra vez. Es cierto que las teorías sobre los ciclos económicos pueden resultar inextricables o parecer incompletas, pero desde luego son los modelos más fiables de los que disponemos. Cada vez que Solbes llega a un ministerio parece que nos mira un tuerto (nunca mejor dicho). Devalúa la peseta demasiado tarde, peca mortalmente de omisión y nos suelta trolas mucho peores que las armas de destrucción masiva.


Cuestión de matemáticas, otra vez. Y el único que coteja los datos reales y más ajustados a la realidad es, cómo no, el Gobierno. ¿Me va a decir alguien que Pablo Molina jugaba a adivino y acertó? Alguien puede argumentar que todo es inevitable, que no quedaba más que apretarse los machos y rezar. Pues bien, entonces que dimita en pleno el Ministerio de Economía y Hacienda y le ahorren dos tardes de sufrimiento a Zapatero.

sábado, abril 05, 2008

Vídeo de interés científico

Los médicos, matronas y enfermeras no hacen más que decirte que los niños tardan mucho en poder usar el sentido de la vista, blablabla. El otro día me llamó Silvia para que viera lo que estaba haciendo Eduardo cuando giraba el móvil de su cuna. Ese día cumplía dos semanas de vida.

video

A raiz de eso he intentado googlear un rato, y me he encontrado con la máxima de que, para un bebé, lo que sale de su campo de visión no existe. Como para un votante medio, vamos.

Se vende "monovulumen"

El otro día iba por mi barrio y no pude evitar echar una foto, me hizo gracia:


Se vende MONOVULUMEN

EVALUNAS

ACIENTOS GIRATORIOS

Especulen sobre la etnia del vendedor.

miércoles, abril 02, 2008

Crédito barato

[...] Algunos economistas reaccionarios sugirieron que permitiésemos que el proceso de liquidación continuase hasta que tocáramos fondo [...]

[...] Llegamos a la conclusión de que no podíamos aplicar el consejo de los liquidacionistas a ultranza y comtemplar cómo el cuerpo entero de deudores norteamericanos llegaba a la quiebra y se destruían los ahorros de nuestro pueblo [...]

Herbert Hoover, presidente de los E.E.U.U. de 1929 a 1933. Discurso en Des Moines, 4 de Octubre de 1932.


Corría el año 1932 y el presidente Hoover describía de esta manera lo que para él había sido uno de sus grandes logros. Se jactaba - ya paladeando el sabor de la derrota - de haber hecho frente a la gran crisis del 29. Luego Roosevelt continuó con el Nuevo Fraude y al pueblo le dio igual porque tenía sed de buenas noticias, que no tardaron en llegar. El "no me importa porque llevo torta", vamos.

No se sabe si era el cinismo o la majadería lo que impulsaba a Hoover a hablar de ese modo. Puede que simple electoralismo. Porque en 1930 Hoover había dado luz verde a una nueva ley de aranceles, la ley Smoot-Hawley, que generó una reacción en cadena de consecuencias devastadoras. Aunque tendamos a imaginar un comercio mundial aislado y fragmentado por aquellos días, lo cierto es que las fichas de dominó comenzaron a caer en Europa, y la situación empeoró provocando una reacción proteccionista en cadena en países como España, Francia, Italia, Suiza o Gran Bretaña.

Hoover había comenzado a destruir el legado de sus antecesores antes de la gran depresión - mucho antes de llegar a la presidencia - , cuando ocupaba el cargo de secretario de Comercio. Este legado no era otra cosa que una cierta inhibición. Nada de dejación ni indolencia, sino delegación en el mercado. La fascinación sobre la política en la lejana Europa había calado en no pocos intelectuales e incluso políticos de la administración americana. Y siempre con la afección de lo genuino que embriaga todo lo estadounidense, el intervencionismo de moda en Europa fue aprehendido por Hoover en la forma de corporativismo activista. Una especie de absolutismo - silencioso - en manos de un grupo selecto de políticos, empresarios y sindicatos.

Este corporativismo era una demostración evidente de que el keynesianismo se había impuesto y que, pese a lo que estaba por llegar, prevalecería sobre la escuela austriaca hasta la crisis inflacionista de los 70. Paul Johnson cuenta que en julio de 1927 Montagu Norman y Benjamin Strong participaron en una reunión secreta de banqueros. En dicha reunión decidieron - pese a los argumentos contrarios de franceses y alemanes - provocar otro acceso de inflación y bajar los tipos de interés otro medio punto. Strong lo expresó así de gráficamente:

- Daré un pequeño coup de whisky al mercado de valores.

Y esa decisión desencadenó una nueva ola de especulación que a la postre sería definitiva. He dejado para el final - sí, sigo siendo esclavo de la narrativa - que Norman era el máximo dirigente del Banco de Inglaterra (por entonces no existía el BCE) y Strong estaba al frente de la Reserva Federal de Nueva York (Fed). Escalofriante, ¿eh?

La escuela austriaca ya había distinguido años atrás entre crédito de transferencia y crédito creado. Seguiremos hablando de la expansión crediticia.