viernes, septiembre 02, 2005

Una cana al aire

Año 1989. Director y guionista: Blake Edwards. Actor principal: John Ritter,

John Ritter interpreta a Zachary Hutton, escritor con el síndrome del folio en blanco en una cuesta abajo vertiginosa que se dedica a perseguir mujeres con denuedo y a meterse en las situaciones más ridículas y humillantes que se imaginen.


En 1979 Edwards estrenó, con bastante éxito, la comedia "10 la mujer perfecta". En ella, Dudley Moore es George Webber, un pianista atacado por la crisis de la media vida al cumplir los 42 años que se queda prendado de una joven y bella Bo Derek al verla fugazmente. De mucha más difusión, es una comedia hilarante en el que no pocos recordarán a Dudley Moore volviendo del dentista, o pisando la arena abrasadora de México y momentos realmente divertidos acompañado por una decepcionada esposa interpretada por Julie Andrews. Estamos hablando de una película que se puede (podía) ver un domingo por la tarde tranquilamente. La película escondía momentos de acidez y proverbial mala baba que Edwards esparcía por la gente VIP, los cuarentones de finales de los 70, etc... Todo eso, como hemos comentado, mimetizado en forma de una comedia sana y con envoltorio de "para todos los públicos".

Pues héte que 10 años después el mismo director repite argumento, lo actualiza a los nuevos tiempos y vuelve a hacer la misma historia. John Ritter tiene 42 años al igual que Dudley Moore. También mujer e hijastro, vida acomodada y alcoholismo crónico. Sólo que ésta vez no tiene reparos a la hora de plasmar una caricatura mucho más despiadada y menos light.


Dos ejemplos que quedarán como documentos para la posteridad de dos concepciones del mismo arquetipo separadas por 10 años y, lo que es más importante, por dos culturas distintas, aunque esencialmente equivalentes.

La película comienza con una mujer subiendo la escalera de una mansión. Tras comprobar que una pareja esta haciendo el amor en una silla de barbero baja a coger un revólver y sube para sorprender a la pareja que esta vez se encuentra en la cama. Amartilla el revolver y sólo la detiene una tercera mujer que aparece en escena. Ésta última resulta ser la mujer de Zachary. La mujer que le apunta es la amante. La mujer que se revuelca con él por las sábanas es la peluquera de la amante.

La cuesta abajo de Zachary no ha hecho más que comenzar. A lo largo de la película acudirá disfrazado de Al-Ladino a una fiesta de etiqueta por error, será poseído brutalmente por una mujer culturista (memorable la frase de John Ritter en pleno acto: "Ahora sé lo que siente la señora Schwarzenagger"), sera electrocutado en un salón de belleza, le tocará correr huyendo de un macarra por usar las artes de galán trasnochado, verá cómo se quema su casa y, muchás más aparte, será fiel reflejo toda la película del paradigma de ligón patético e irredento.

Mención aparte merecen el barman de su club y su ex-suegra. De los mejores momentos de la película, parodiados y homenajeados varias veces en el cine.

Cuando la vi hace unos 8 años por primera vez lloré de risa. Recuerdo estar en casa viéndola a las 5 a.m. atacado por un dolor de estómago de tanto reír. Era un chaval de 20 años. Seguramente tendrá tantos detractores como acólitos. Es verdad que tiene algún que otrochiste fácil y también lo es que toma de "10, la mujer perfecta" el esqueleto e incluso escenas. Tampoco "10..." está entre mis películas favoritas. Anteayer la ví por segunda vez y no me reí tanto. Touché. Algo tendrá que ver que ahora las indirectas duelen más. Que ahora ya no es una figura tan alejada y ajena. Tengo pavor a verla dentro de 10 años. No me interesará la hisotria de los condones fosforescentes, el perrito del barman al que todos (¡qué demonios...!) se empeñan en pegar al techo de las patas con pegamento pero seguro que me impacta. Porque es la fotografía de una edad. La instantánea de la crisis dela media vida. La volveré a ver (aunque no creo que jamás la saquen en DVD).

Una comedia altamente recomendable. Sobretodo para quien la vea por primera vez.

2 comentarios:

Chabelo es Dios dijo...

Qué tal.

Excelente blog. Llegué a él por medio de los perfiles, al ver entre tus películas favoritas la de Lèolo.

Saludos desde el otro lado del charco, G.

vaesolivaevictis.blogspot.com

Augie March dijo...

Bienvenido y gracias, Chabelo. Me alegro de que te guste. Nos vemos en tu blog!